innate-agape
Podcast Polaquines - Descubriendo Polonia en Español
Escúchalo ahora

¡Ha pasado mucho tiempo desde mi última publicación en mi blog! ¡Pero para ser honesto, los últimos dos meses han sido los más ocupados de toda mi vida! Lamento mucho no haber escrito en mucho tiempo, ¡pero aquí estoy de vuelta!

Si me sigues en Facebook o en Instagram puedes saber un poco por qué he estado tan ocupado … si no me sigues pues eso me pone triste.

¡Primero lo primero! ¡Finalmente me casé con Karolina! ¡Ahora tengo una esposa polaca y no podría estar más feliz! ¡Abróchense el cinturón porque será un post largo pero muy interesante!

Los Mexicanos Invadieron Polonia

Probablemente fue la primera vez que tantos mexicanos se reunieron en el aeropuerto Chopin de Varsovia al mismo tiempo. El 16 de junio, mi familia mexicana llegó a Polonia.

Vinieron en dos grupos: el primero eran seis personas en total (mi abuela estaba aquí)  y su ruta era Ciudad de México – Toronto – París – Varsovia. El segundo grupo (mis padres y mi hermano estaban aquí) eran nueve personas y su ruta era Ciudad de México – Amsterdam – Varsovia.

Para muchos de mis familiares, era su primera vez en Europa o incluso su primera vez en algún otro país que no sea México, por lo que definitivamente fue el viaje de sus vidas. Pero como no tenían tanta experiencia en viajar a un continente diferente, ¡yo estaba tan estresado y preocupado que perderían un vuelo y todo sería un completo caos!

Afortunadamente, llegaron a tiempo (un grupo casi perdió el último vuelo) a todos sus vuelos y llegaron sanos y salvos a Varsovia.

Cuando se abrieron las puertas

Karolina y yo estábamos esperando en el aeropuerto treinta minutos antes del vuelo programado, preferimos llegar más temprano que tarde.

Estuve mirando la pantalla todo el tiempo para ver si había una actualización sobre si el vuelo finalmente había aterrizado. Pasaron los minutos y finalmente la pantalla mostró que el grupo de Amsterdam finalmente había llegado.

Estaba tan emocionado, ¡habían pasado casi 6 meses desde la última vez que vi a mis padres! ¡Miraba mi reloj cada tres segundos y mi familia no salía por la puerta! Estaba super estresado y pensaba: «Dios mío, estoy bastante seguro de que algo les sucedió, probablemente trajeron algunas especias mexicanas, y la policía las detectó, y ahora las están interrogando …», bueno, ya sabes que soy mexicano y algunas veces tiendo a exagerar.

Treinta minutos después, finalmente vi una cara familiar, eran mis primos, ¡y cinco segundos después finalmente vi a mis padres! ¡Estuve a punto de saltar la barra de seguridad para abrazarlos! Nos abrazamos mucho! Nos besamos! Fue increíble! ¡Mi mamá, mi papá, mi hermano y el resto de mi familia finalmente estaban en Varsovia!

¡Estaba tan feliz que no podía creerlo! Hace un año estaban considerando si podrían viajar a Polonia, porque bueno, no es barato … ¡pero pusieron mucho esfuerzo, ahorraron mucho dinero y pudieron cumplir nuestro sueño!

Veinte minutos después, llegó el segundo grupo, incluido mi Babcia mexicana. ¡Tiene 83 años, pero siempre confié en que haría este viaje!

Cuando nos saludamos, nos abrazamos, etc. Era hora de salir del aeropuerto … como se pueden imaginar, ¡la cantidad de equipaje que tenía mi familia era completamente una locura! Parecía una expedición para conquistar una nueva tierra.

Cómo nos movimos por la ciudad

Hace un año, cuando estábamos planeando el viaje, pensamos que era posible usar el transporte público, pero no tenía mucho sentido porque tendríamos que gastar mucho en autobuses, tranvías, trenes, etc. para movernos por Polonia. .

Al final decidimos que lo mejor era alquilar dos camionetas (de nueve asientos cada una) y sería suficiente. Revisamos algunas ofertas y encontramos una oferta bastante buena en Hertz. Alquilamos las camionetas por dos semanas, y en total, el costo por persona por día fue de alrededor de 35 PLN (8,10 euros). No está mal ¿verdad?

Bueno, ahora que estás familiarizado con la forma en como nos trasladamos por Polonia, continuemos con mi historia …

Salir del aeropuerto

Como mencioné, ¡la cantidad de equipaje que tenía mi familia era una locura! A pesar de que teníamos dos camionetas, nos preocupaba si todo entraría a las camionetas, ¡después de intentarlo varias veces pudimos meter todo el equipaje!

Los conductores eran mi hermano y yo, ¡era la primera vez que conducíamos un vehículo de ese tamaño! Eran enormes, sentí que conducía un tanque de guerra. Salimos del aeropuerto y nos dirigimos al centro de la ciudad.

¿Dónde nos alojamos en Varsovia?

Como estábamos en un viaje de bajo presupuesto, estábamos buscando las mejores ofertas desde hace varios meses. Era casi imposible encontrar un solo departamento que pudiera acomodar a 15 personas. Así que en cada una de las ciudades nos alojamos en diferentes pisos, por ejemplo, en Varsovia alquilamos dos pisos, y algunos de mis primos dormían en mi departamento.

Importante: si reservas con anticipación, ¡podría obtener buenas ofertas! Alquilamos todo a través de booking.com.

Primer día en la capital polaca

Mi familia pasó su primera noche en Varsovia, sorprendentemente, casi ninguno de ellos sufrió jet-lag, así que desde la mañana estaban listos para explorar la ciudad.

La primera parada era un lugar obligatorio para visitar en Varsovia: el parque Łazienki. Tomamos las dos camionetas, las estacionamos cerca del parque y salimos. Al principio me sentía como un guía de turismo: tenía que traducir, explicar y cuidar de todo … ¡Era agotador!

A mi familia le encantó la primera parada, caminaron por el palacio, tomaron muchas fotos frente al lago y algunos de ellos compraron su primer postre polaco, ¡el delicioso gofry!. Cuando estábamos en el parque, llegaron algunos miembros más de mi familia, así que ahora éramos un total de 21 mexicanos (incluyéndome a mí).

Como se pueden imaginar, caminar con veinte personas no es nada rápido, pasamos como quince minutos solo caminando 100 metros, muchos de ellos se detuvieron para tomar fotos, etc.

Cuando se cansaron después de caminar por todo el parque, fuimos a comer a uno de los mejores restaurantes para mí en la ciudad: Chmielarnia. ¡Es un restaurante de cocina nepalí que es extremadamente delicioso!

Hicimos reservación con anticipación (en realidad era el único restaurante donde hicimos una reservación) solo para evitar sorpresas de no encontrar asientos libres. Entramos al restaurante, y yo me sentía como un maestro contando las cabezas de mis niños para ver si no perdía a un mexicano en el camino.

Y aquí comenzó mi primer gran problema del viaje: pedir comida para 20 personas que no hablaban una sola palabra en polaco.

El restaurante tenía menú en inglés, algunos de mi familia no hablaban inglés, así que era un problema, también la camarera no hablaba inglés (tal vez sí, pero estaba un poco asustada). Así que imaginen esta escena: una gran mesa de veinte personas, y yo corriendo de un lado a otro explicando cada plato, respondiendo preguntas sobre comida, cervezas, etc.

Pasamos como 45 minutos decidiendo qué ordenar, y 10 minutos más traduciendo todo al polaco … ¡Fue una locura! Llegó la comida, comimos deliciosa comida y estábamos listos para continuar nuestro viaje. El personal era increíble, así que les dimos una buena propina.

Después del restaurante, decidí llevarlos al centro de la ciudad, caminamos por la calle Świętokrzyska (mi familia no pudo pronunciarlo), hasta que llegamos al Palacio de la Cultura. El clima era increíble, así que era el momento perfecto para tomar algunas fotos de los rascacielos y el centro de la ciudad, mi familia ya se estaba enamorando de la ciudad.

Después de esto, algunos de nosotros estábamos cansados, y al día siguiente era la boda, ¡así que tuvimos que descansar mucho! Regresamos a los pisos, pero el día no había terminado … mi familia tuvo que cocinar un plato mexicano para la boda llamado: Chilaquiles. Si no hay chilaquiles en una boda, ¿en verdad hay una boda?

Me fui a dormir como a las 2 am, ¡pero algunos se fueron a dormir incluso más tarde! ¡Pero de todos modos en menos de 24 horas mi vida de soltería había terminado!

El gran día había llegado

Hace años, escribí una de mis publicaciones más populares en mi blog llamada: ¿Por qué deberías casarte con una chica polaca?, muchas personas me dijeron: «Aún no estás casado, así que tu opinión no cuenta …». Bueno, adivina qué, ahora estoy casado con una chica polaca. Pero déjame decirles cómo fue la historia.

El 19 de junio por la mañana, tuve que levantarme alrededor de las 6:30 am porque tenía que llevar a mi perro ‘Tamal’ a una ciudad diferente (Karolina no me dejó llevarlo a la boda).

Fui a entregar a Tamal con mi padrino (y mi mejor amigo) Miguel Ángel. Cuando volvíamos a Varsovia comenzó a llover … Estaba triste porque no consideramos este escenario para el día de nuestra boda, lo que significaba que si seguía lloviendo ¡tendríamos que cambiar muchas cosas!

Luego fuimos al barbero y luego a recoger a mi familia. Se planeó que la ceremonia comenzara a las 4:30 pm, el 19 de junio, cerca de Varsovia, en una ciudad llamada Otrębusy. No me arriesgué y llevé a mis mexicanos a la 1 p.m. al lugar (somos súper impuntuales). El hotel y la fiesta estaban en el mismo lugar, así que esto facilitó las cosas.

Karolina estaba en su ciudad natal, Łódź, desde un día antes, así que cuando llegué al hotel ¡había muchas cosas pendientes! ¡Me llevé a mi padrino para que me ayudara con todo! El clima cambió por completo y hacía mucho calor … ¡Estaba nervioso, lleno de estrés, sudaba como loco!

Estaba corriendo de un lugar a otro arreglando los últimos detalles para que todo fuera perfecto. Terminamos todo a las 3:30 pm, solo tenía una hora para estar en el altar. Me di una ducha con agua fría, pero esto no ayudó … ¡mi estrés estaba por los cielos! Estaba sudando, no podía dejar de sudar porque hacía calor, también esa flor que el novio usa en el pecho no quería que quedarse en su lugar… ¡los nervios me estaban matando lentamente!

Mi madre casi me abofeteó para calmarme, las mamás serán mamás. Cuando estaba más relajado y todo estaba listo para ir a la iglesia.

Boda Polaco-Mexicana

Salimos del hotel y tres hermosos Maluch nos estaban esperando. ¡Para nuestra boda decidimos tener mi auto favorito en el mundo! El coche polaco más emblemático: Polski Fiat 126p, también conocido como Maluch. Teníamos 3 autos en colores verde, blanco y rojo, representando los colores de la bandera mexicana y, por supuesto, la polaca. Fue una buena manera de mostrar la mezcla de ambas culturas en nuestra boda.

Mi madre y yo entramos en el Maluch verde, era la primera vez que conducía ese automóvil … sinceramente, parecía mucho más fácil. Llegamos a la iglesia y los invitados ya nos estaban esperando. Salimos del Maluch, luego mis padrinos (tuve dos padrinos: Miguel de México y Percy de Perú), y las damas de honor.

Entré primero a la iglesia con mi mamá, luego nuestros padrinos y madrinas, luego mi papá y la mamá de Karolina, y luego el evento principal del día: Karolina entró con su papá. Llevaba el vestido más hermoso y no tenía palabras para describirlo. ¡Fue como lo soñé!

Su papá me dió la mano de Karolina y comenzó la ceremonia. Es importante mencionar que toda la ceremonia fue en polaco, por lo que mi familia y mis amigos extranjeros no tenían idea de lo que estaba sucediendo, fue bastante divertido porque el sacerdote estaba haciendo algunas bromas sobre ellos.

La ceremonia continuó, y el sacerdote nos pidió que nos acercáramos al altar, era hora de decir nuestros votos matrimoniales, ¡sí, mis amigos, todo estaba en polaco! Era como un trabalenguas loco, si no me crees, compruébalo ahora:

“Ja (nombre del novio) biorę Ciebie (nombre de la novia) za żonę i ślubuję Ci miłość, wierność i uczciwość małżeńską oraz to, że Cię nie opuszczę aż do śmierci. Tak mi dopomóż Panie Boże Wszechmogący w Trójcy Jedyny i Wszyscy Święci «.

Bastante difícil, ¿verdad? Pero supongo que logré hacerlo.

¡Después de 45 minutos, Karolina y yo nos casamos oficialmente! Salimos de la iglesia, nosotros y nuestros padrinos entramos en el Maluchy, y nos dirigimos al lugar. Estaba más o menos a 300 metros de la iglesia, por lo que los invitados no tenían que caminar mucho.

La fiesta fue en Pałacyk Otrębusy, llegamos y ¡fue increíble! ¡Para nosotros, la mejor noche de nuestras vidas! Honestamente hablando, era más una boda mexicana que polaca. ¡Teníamos un camión de comida con auténticos tacos, piñata, mariachi y música mexicana! ¡Creo que todos los invitados polacos lo disfrutaron mucho porque fue completamente diferente, nuevas experiencias para ellos!

Tuvimos invitados de diferentes países: México, Polonia, España, Argentina, Rusia, Ucrania, Perú, Ecuador, Países Bajos, Estados Unidos, Bolivia, Rusia, Bulgaria, India, Siria, y creo que eso es todo. ¡Seguro, fue una fiesta súper multicultural!

La fiesta duró horas, ¡y fue increíble! Podría contarle más sobre nuestra boda, pero la dejaré para una publicación diferente, ya que tendría que escribir muchas páginas al respecto, y no quiero perder la noción de la idea principal de este post.

Al día siguiente de la boda

A la mañana siguiente fue lo peor, no dormimos en absoluto, la mayoría de mis amigos tenían resaca y estábamos extremadamente cansados, así que lo único que hicimos ese día fue regresar a nuestros pisos y dormir el resto del día.

Łódź – Nuestra primera parada en el viaje

Dos días después de la boda era hora de comenzar nuestro viaje. Fuimos a la ciudad de Karolina, Łódź, porque era el día del nombre de su madre, y el día del nombre en Polonia es extremadamente importante … aunque no estoy seguro de por qué.

Tuvimos una buena fiesta, mi familia probó la comida típica polaca, incluidos los hongos agrios, pero no les gustó, era demasiado exótico para ellos.

Los tíos de Karolina estaban bebiendo vodka con mi familia, ¡esos momentos no tuvieron precio! Algunas de mis tías me preguntaban: “David, ¿beben así en todas las fiestas? ¿O es solo porque estamos aquí? «, Y yo estaba como «sí, beben vodka así todo el tiempo».

Al día siguiente volvimos a empacar todo y nos dirigimos a Praga en República Checa. Sé que nuestro tiempo en Łódź fue corto, pero volvimos, así que no se preocupen.

Cuando estábamos haciendo el plan, mi familia quería visitar otros países, ya que no tenían mucho tiempo, decidimos que Praga y Budapest serían las ciudades ideales para visitar, teniendo en cuenta que estábamos manejando todo el tiempo.

Wrocław – La ciudad de los 100 puentes

En nuestro camino a Praga, decidimos parar en una de las ciudades más bellas de Polonia, ¡Nos detuvimos en Wrocław!

El clima era ideal para que los mexicanos exploraran la ciudad, era como 35 grados. Caminamos por el casco antiguo, había un mercado realmente genial de comida y artesanías. ¡Mi familia comenzó a comprar muchas cosas! Comimos en un restaurante cerca del casco antiguo, ¡nos llevó mucho tiempo encontrar un lugar que pudiera tener espacio para todos! ¡Para este viaje éramos un total de 17 personas!

¡Mi familia ya sabía que en Wrocław había estatuas de duendes, así que tan pronto como llegaron a un pie en la ciudad comenzaron a buscarlas! ¡Fue divertido ver a mi papá como un niño pidiendo que le tomara fotos con todas las estatuas de duendes que encontró!

En Wrocław estuvimos solo un par de horas, ya que esta ciudad no estaba planeada para visitar, pero ¿adivina qué? ¡Wrocław fue la ciudad favorita para muchos de ellos!

Hora de Praga

Después de nuestra parada en Wrocław volvimos a nuestras camionetas y nos dirigimos a Praga. Y tengo que decir esto (lo siento, familia) No sé por qué, pero durante todo el viaje, ¡todos querían ir al baño cada 20 minutos! Fue loco y molesto. Karolina y yo no podíamos entenderlos.

Llegamos a la ciudad a la 1 am o algo así, fue un largo camino. Nuevamente, nos alojamos en 2 pisos, no muy lejos del centro de la ciudad.

¡Praga como siempre es hermosa! ¡Pero una de las cosas que a mi familia no le gustó tanto es que había tanta gente! Pero en serio, nunca he visto Praga así. El otro día estaba leyendo y un artículo sobre el turismo excesivo, pero esta es la primera vez que lo experimenté de primera mano.

En Praga, nos quedamos un par de noches, visitamos los principales puntos turísticos y luego estábamos listos para nuestra próxima ciudad: Budapest, Hungría.

¡Budapest es tan hermosa que duele!

¡Llegamos a Budapest, y por primera vez nos quedamos con las 17 personas en uso en un piso! ¡El apartamento era una locura! Extremadamente bello y barato! Tuvimos una buenas oferta.

Ninguno de mis familiares había visitado Budapest antes, ¡así que fue fantástico!

Fui a Budapest hace un par de años y me encantó. Y ahora que volví, ¡me encantó nuevamente! ¡Probablemente si no quisiera tanto a Varsovia, me mudaría a Budapest sin pensarlo! ¡Es una ciudad extraordinaria!

En Budapest, hicimos un recorrido en autobús y en bote, visitamos el restaurante más antiguo de la ciudad y comimos un plato tradicional llamado: gulash. ¡Estaba delicioso!

Me encantaron Praga y Budapest, pero ahora me lanzaré a las ciudades polacas, ya que mi blog trata sobre Polonia.

Ahora Las Montañas Polacas

El camino de Budapest a Zakopane es largo, ¡pero muy largo! Entonces, si estás pensando en tomar esta ruta es mejor estar preparado, la vista es hermosa, pero en el camino en Eslovaquia en medio de las montañas, ¡no hay absolutamente nada!

Algunas personas querían ir al baño (no era sorprendente), y no pudimos encontrar nada, después de aproximadamente una hora, nos detuvimos en un bar al azar en el medio de la nada en Eslovaquia. Los muchachos que estaban bebiendo allí probablemente nunca vieron a tantos mexicanos en su pueblo, estaban chismeando sobre nosotros, ¡pero fueron realmente amables! Nos dejaron usar el baño por solo 10 euros en total.

Finalmente llegamos a Zakopane, ¡nos quedamos en una hermosa casa de madera que nos alojó a los 17! Era realmente un lugar encantador. Los llevé a la calle Krupówki, la calle principal de Zakopane.

¡Cuando caminábamos allí nos detuvimos en un restaurante polaco! Pedimos un montón de comida típica polaca que estaba delicioso! ¡Comí tanto que no pude moverme! ¡Durante ese día solo visitamos el centro de la ciudad y eso es todo porque al día siguiente nos esperaba una gran aventura!

Morskie Oko – El ojo del mar

A la mañana siguiente, algunas personas decían: «Sabes David, prefiero quedarme aquí y descansar», pero yo estaba como: «¿Estás loco? ¿Viajaste desde tan lejos y te vas a quedar aquí? ¡Levántate!». Una de estas personas era mi abuela, por supuesto le dije «¡abuela, vamos, toma la silla de ruedas y te llevaremos a la cima!».

Nos subimos a las camionetas y nos dirigimos a Palenica Białczańska (entrada a Morskie Oko), ¡les dije de antemano que tenían que estar preparados para caminar durante horas! Estaban listos! Cada uno de los primos llevaba a mi abuela en la silla de ruedas, cada 10 minutos estábamos cambiando. ¡Fue mi cardio durante todo el mes!

¡Después de algunas horas, llegamos a la cima y mi familia no podría estar más feliz! ¡Se enamoraron de ese lugar! Caminamos y nos sentamos por horas para almorzar y hablar. ¡Teníamos el paisaje más hermoso justo en frente de nosotros!

Tomamos muchas fotos, y sabes que es divertido en cada una de las fotos familiares parecemos un equipo de fútbol.

Por cierto, puedes encontrar una guía completa de Morskie Oko aquí.

Después de Morskie Oko, volvimos a Zakopane y, sorprendentemente, ¡todavía tenían mucha energía! Decidí llevarlos a la montaña Gubałówka, que está al final de la calle Krupówki.

En nuestro camino, había muchos puestos que vendían queso tradicional polaco llamado: Oscypek. ¡Lo cual es súper delicioso! ¡Mi familia comió mucho, y algunos de ellos llevaron algunos pedazos de este queso a México!

Llegamos a la cima de Gubałówka, el lugar perfecto para apreciar la belleza de las montañas polacas. Después de este día intensivo, tuvimos una parrilla con mucha kiełbasa polaca donde fuimos alojados.

Niedzica – Un castillo polaco genial

Después de Zakopane, decidimos hacer una parada rápida en un pueblo llamado Niedzica, pero ¿por qué aquí? Bueno, en esta ciudad hay uno de los castillos más bellos del país. La construcción del castillo de Niedzica (Zamek w Niedzicy en polaco) comenzó en 1320. Para muchos de mi familia, ¡este fue el primer castillo real que vieron! ¡Ellos lo amaron! Se sintieron por un momento como en una película medieval.

¡Cuando salimos del castillo vimos a dos babcias vendiendo queso polaco! ¡Estuvieron hablando con nosotros por unos minutos! Algunos de ellos se comunicaban en español y respondían en polaco, ¡fue muy divertido! ¡Por supuesto, tuve que pedirle una foto a las babcias! Aceptaron y, por supuesto, ¡les compré queso polaco!

Cracovia – No te olvidamos

Y, por supuesto, no podríamos olvidar una de las ciudades más populares de Polonia: Cracovia. Mi familia tuvo en su lista de deseos esta ciudad por un tiempo. Nos alojamos cerca del casco antiguo, a 10 minutos a pie, por lo que teníamos una ubicación ideal.

Durante el primer día que visitamos los principales lugares del casco antiguo, cenamos y tomamos un par de cervezas, pero se fueron a dormir temprano porque al día siguiente, Auschwitz era el lugar para visitar.

Yo había estado en Auschwitz dos veces, así que en esta ocasión no quería ir allí. Para mí, es un lugar que debe visitar al menos una vez, pero no puedo manejar todas las emociones que experimento allí, así que decidí no ir con mi familia. Mi familia hizo un recorrido en español, y cuando salieron, parece que les cambió un poco. No hay palabras para describir lo que sientes allí.

Regresamos a Cracovia y visitamos el resto de la ciudad, incluido el castillo de Wawel, donde se cree que un terrible dragón vivió allí una vez. El dragón de Wawel es una de las mejores leyendas polacas, probablemente sea mi favorita.

Tomaron muchas fotos con el dragón, en la parte superior del castillo y quedaron impresionados por la ciudad en general. Les encantó la arquitectura, los mercados y la atmósfera que teníamos.

Al día siguiente, los llevé a un lugar que es difícil creer que exista. Este lugar del que estoy hablando es una de las minas de sal más antiguas en operaciones que existieron en el mundo: la mina de sal de Wieliczka.

Tuvimos un recorrido privado, porque éramos tantos que no había lugares libres para personas adicionales. El guía hablaba perfectamente español, ¡y la mejor parte fue que él era un seguidor de mi blog! ¡No lo podía creer!

¡El recorrido dentro de las minas fue increíble! Caminamos mucho, incluso con la silla de ruedas de mi abuela, y visitamos el museo. ¡A mi familia le encantó! Especialmente la Capilla de Saint Kinga que se encuentra en el interior de la mina. ¡No podían creer que la gente pudiera construir una iglesia solo con sal! ¡Sin duda, es un recuerdo precioso que nunca olvidarán!

Nuestro Regreso a Łódź

Cuando terminamos de explorar Cracovia, y después de 2 semanas de un viaje intensivo, era hora de regresar a Łódź para despedirnos de la familia de Karolina. Cuando llegamos a Łódź, caminamos por la calle Piotrkowska, la calle más hermosa e importante de Łódź, y también visitamos el centro comercial más grande de Europa Central: Manufaktura.

Realmente les gustó la ciudad, no tuvimos mucho tiempo para explorarla, ¡pero estaban fascinados con lo que vieron!

Luego, fuimos a la casa de Karolina para despedirnos. Sus padres organizaron una cena agradable, los abuelos de Karolina estaban allí, Karolina y yo estábamos traduciendo todo el tiempo, pero fue increíble ver a las dos familias juntas, reír, comer y pasar un buen rato.

Se despidieron y regresamos a Varsovia para pasar la última noche en esta increíble aventura.

La Última Noche en varsovia

Lamentablemente, había llegado el momento. Ya era hora de que mi familia volviera a México. Sé que a veces durante el viaje, quería matarlos porque estaba estresado, pero sinceramente no quería que se fueran.

Algunas veces escuché la siguiente frase: «Los aeropuertos ven más besos sinceros que los salones de bodas …», y ahora más que nunca sé que es verdad. Fue difícil decir adiós a mi abuela, tíos, tías, primos, mis extraordinarios padres y mi hermano.

Tuvieron que regresar a México después de unas semanas mágicas en Polonia. Extrañaré a cada uno de ellos, ¡pero estoy seguro de que los volveré a ver muy pronto!

Y esta es nuestra aventura de amigos de mis mexicanos en Polonia. Si leíste todo este post, ¡Muchas gracias!

¡Los amo familia! ¡Nos veremos pronto!

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Author

Blogger mexicano viviendo en Polonia

Write A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.