A principios del 2013 un nuevo reto en mi vida comenzó. Decidí mudarme a un país en el otro lado del mundo dejando atrás a toda mi familia, amigos y mu cultura.

Cuando llegué a Polonia fue muy difícil adaptarme a un país en donde no hablas el lenguaje local, la cantidad de persona que conoces es muy poca y estás algo desesperado por encontrar un trabajo para que puedas seguir viviendo en eses país.

El tiempo paso y todas las cosas se iban poniendo en orden, pero todavía faltaba una cosa: cumplir el deseo de pasar Navidad con mi familia en México.

Navidad en el Extranjero

Desde que llegué a Polonia no había podido visitar a mi familia y pasar la mejor época del año con ello principalmente por falta de dinero y tiempo.




Después de pasar 3 Navidades seguidas lejos de mi familia, empecé a pensar que era tiempo de estar en esos días con las personas que más amo en mi vida.

Tengo que decir que las Navidades que pasé en Polonia fueron mágicas e increíbles, principalmente porque tuve la oportunidad de ser parte de una familia amorosa que siempre tenían un asiento para mí en su mesa por lo que estaré infinitamente agradecido, pero todavía no me sentía completo durante este día.

El Sueño

A principios del 2016 tuve un sueño de visitar a mis padres durante Navidad pero sin decirles ni una sola palabra. Mi familia estaba sorprendida y mis padres no podían creer lo que estaban viendo. Ese sueño fue increíble y decidí cumplirlo.

Empecé a planear esta aventura basada en ese sueño que tuve, ahorré dinero durante todo el año, planeé toda la logística y finalmente ese sueño empezaba a ser real.

Comencé a buscar vuelos (con la ayuda de alguien muy especial <3 ) para llegar a la Ciudad de México exactamente en Noche Buena, ir a casa de mi abuela y aparecer en  medio de la cena. Después de algunos días buscando por la mejor alternativa encontré el vuelo perfecto para llegar a México el 24 de Diciembre.

La Sorpresa

El día llegó y my aventura comenzó en el Aeropuerto de Varsovia. My primer vuelo fue a París y tuve que esperar ahí como 12 horas para mi vuelo final a mi bello país. Estaba en el aeropuerto esperando tranquilamente para ver a mi familia una vez más.




Me metí al avion y el vuelo comenzó. Después de 11 horas y 5 minutos el avión llego a la Ciudad de México.

Salí del aeropuerto pero estaba buscando desesperadamente encontrar una regadera para darme un baño, ya que después de casi 30 horas no tenía el mejor olor para ser completamente honestos. No quería que cuando mis padres me abrazaran se desmayaran debido a mi olor.

Estaba preparado y llegué a mi casa. Llamé a mi hermano (la única persona en México que sabía que iba a ir ese día) y cuando estábamos listos para entrar a la casa y aparecer en medio de la cena.

Abrí la puerta y ….

logo chido

Subscribe To My Newsletter

Join my mailing list to receive the latest articles about Poland and Mexico.

You have Successfully Subscribed!

Pin It on Pinterest

Shares
Share This