Antes de que comience la fiesta mundialista, muchas personas no confían en ustedes, ya los dan por vencidos  critican lo que hacen, el cómo juegan, ponen en duda la pasión y entrega que dejan en cada partido, los insultan, les gritan, los amenazan; la verdad que difícil es estar en sus zapatos.
Yo ciudadano mexicano, amante y admirador de nuestro hermoso país, confió plenamente en ustedes; ustedes me hacen soñar, vibrar, gritar, emocionar, llorar, a veces reír y enfurecer. 
Hace algunos años una marca deportiva lanzo una campana publicitaria con el siguiente mensaje: ‘Con ganas se sueña, con huevos se llega”; el camino para llegar a Brasil no fue nada sencillo, tuvieron múltiples tropiezos y necesitaron llegar hasta las últimas instancias de las etapas de clasificación para poder acceder a la justa mundialista. Afortunadamente pudieron dar el primer paso en este sueño nacional, ya están en Brasil, ahora a demostrar ese amor por México, por sus compatriotas y su tierra. 
Suden la camiseta, peleen cada pelota como si  fuera la última de sus vidas, olvídense de los millones que ganan a diario y disfruten este hermoso deporte, tienen a sus espaldas 120 millones de directores técnicos alentándolos, exigiéndoles, esforzándolos a dar el máximo en cada partido. Confiamos en sus habilidades y cualidades personales y en conjunto, solo hace falta que lo demuestren con pasión y lucha.
Tal vez no tengamos a  Messi o Cristiano Ronaldo en nuestro equipo, pero tenemos a un ‘Hermoso’, a un ‘Piojo’, a un ‘Gullit’, a ‘un Chuy, a un ‘Chicharito’, a un ‘Principito’, a un ‘Gallito’. Ustedes son héroes para muchos de los mexicanos, quien no ha soñado de niño con ser uno de los integrantes de la selecciona mexicana de fútbol, y poner en alto el nombre de México. Ahora, ustedes  son esas personas que tienen esa responsabilidad, llevan a sus espaldas el apoyo de millones de mexicanos, ustedes son las personas más afortunadas del mundo al poder representar a nuestro país, ¡háganos soñar!
Quiero que demuestren porque el ser mexicano es un honor y un privilegio, que los otros equipos sientan temor al escuchar el nombre de nuestro país. Dejen todo en la cancha, jueguen sin miedo ni temor, sin nerviosismo ni conformismo ¡hagan historia!  
En los últimos años hemos demostrado que si es posible ser los número uno del mundo, las selecciones inferiores lo hicieron 2 veces, como olvidar el oro olímpico en el 2012. ¡Sí es posible! solo crean en ustedes y tengan esa hambre de triunfo, lucha y entrega que caracteriza al pueblo de México. 
Gracias a ustedes, muchos de nosotros podemos olvidarnos por 90 minutos de problemas en nuestro país, en nuestra escuela, trabajo o en nuestra familia. No nos importa desvelarnos, estar pegados a un televisor, levantarnos muy temprano para poder conseguir esa portada del periódico con el partido de la noche anterior. No nos importa que nos vean sufrir y llorar al ver una derrota de nuestra selección, algunos no lo entenderán, pero para mí es un orgullo decir: ¡gano México! 
Ahora es su momento, basta de ser ‘ratoncitos verdes’, es momento de convertirse en  ‘Gigantes Verdes’, salgan a esa cancha sabiendo que inspirarán a 120 millones de personas, de convertirse en  los nuevos héroes de los niños mexicanos, de seguir siendo una fuente de inspiración para muchos de nosotros.
Buena suerte en Brasil, ¡pongan en alto el nombre de México!

logo chido

Subscribe To My Newsletter

Join my mailing list to receive the latest articles about Poland and Mexico.

You have Successfully Subscribed!

Pin It on Pinterest

Shares
Share This